¿Cómo dejar de ser avalista?

¿Sabías que puedes dejar de ser avalista y que ya existen sentencias al respecto?

Si eres avalista pero estás a disgusto debido a que consideras que es abusivo, nosotros en SomosRobinjud estamos dispuestos a revisar tu caso y darte la solución que buscas para que dejes de serlo.

 

Las personas que sirven de avalistas por lo general lo hacen por hacer un favor a un amigo muy cercano o algún familiar, sin tomar en cuenta los riesgos que implica esto, donde pueden perder los bienes del presente y del futuro, así como comprometer por mucho tiempo la nómina y todo el patrimonio.

Ya comprometidos como avalistas, en muchos casos surgen los inconvenientes cuando el hipotecado se retrasa o deja de hacer los pagos de su préstamo y pone en riesgo el patrimonio del avalista a quien la entidad bancaria le embarga la nómina, aunque el aval de nómina no exista.

En este punto lo lógico es querer dejar de ser avalista, pero si no sabes cómo, nosotros sí sabemos cómo hacerlo, solo tienes que contactarnos y dejarnos evaluar tu caso.

Otra situación que se presenta con mucha frecuencia, es que siendo avalista tengas la necesidad de optar por un préstamo y debido a que estas registrado en el CIRBE como deudor indirecto, se te hace muy difícil obtenerlo, es un buen momento para querer quitarte de avalista y en SomosRobinjud evaluamos tu caso y te damos el asesoramiento gratuito que necesitas para que puedas hacerlo.

¿Cómo se puede dejar de ser avalista?

Si acudes a tu banco a reclamar por tu propia cuenta, no lo vas a conseguir. La experiencia que tenemos en SomosRobinjud nos permite decir que el banco siempre va a tener la última palabra y solo se obtiene por la vía judicial, así que en www.somosrobinjud.com te ayudamos a recuperar tu dinero.

Nos preocupamos por ti, por tal razón te decimos que si es posible quitarse de avalista aun cuando la respuesta definitiva la dará siempre el banco o un juez en los casos donde se compruebe la aplicación de cláusulas abusivas, así que para poder lograrlo, permítenos conocer tu expediente, te haremos una visita gratuita.

Puedes optar por el cambio de avalistas para lo que habría que contar con nuevos avalistas que estén dispuestos a firmar para que dejes de serlo. La otra opción es realizar un cambio de banco o solicitar una subrogación, en este caso el nuevo banco tiene que aceptar que se retiren el o los avalistas.
En todas estas situaciones, es el banco o un tercero quien al final decide, por lo tanto necesitas del buen asesoramiento que te podemos dar y no te cobramos nada por ayudarte y es que porque tú nos importas, ponemos a tu disposición un equipo de profesionales en cualquier ciudad ya que estamos en toda España, donde evaluamos cada caso de forma individual y tú no pagas nada por eso.
Nuestra contribución a la sociedad la hacemos mediante nuestro fondo social, destinado a ofrecer ayuda a los más necesitados en cada ciudad donde estamos.

No se admiten más comentarios